sello-sustentable.png

Para consolidar la CERTIFICACIÓN SUSTENTABLE se deben tener en cuenta los diferentes ejes de optimización de los bienes naturales, con foco en la mitigación de los gases de efecto invernadero:

  •  EFICIENCIA ENERGÉTICA: Acciones que permiten mejorar la relación entre la cantidad de energía consumida y los productos y servicios que se obtienen a partir de su uso, promoviendo reducirlo al mínimo posible. Se trata, por ejemplo, del uso de luminarias led.

  •  INCORPORACIÓN DE ENERGÍAS RENOVABLES: Fuentes energéticas que funcionan a partir del sol, el viento, el agua o la biomasa vegetal o animal, entre otras. A diferencia de las energías convencionales, no utilizan combustibles fósiles sino recursos con capacidad de renovarse de forma ilimitada. Se puede implementar, en otras estrategias, el uso de paneles solares.

  • OPTIMIZACIÓN DEL CONSUMO DE AGUA: Ahorrar agua a través de la implementación de colectores de agua de lluvia, promoción de buenas prácticas vinculadas al ahorro.

  • AUMENTO DE LA VEGETACIÓN: Con el objetivo de mitigar los gases de efecto invernadero, a través, por ejemplo, de la creación de Muros Verdes que permiten absorber el agua de lluvia generando una reserva de agua. 

  • GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS: Lo que incluye la separación en origen, reciclado y promoción del vínculo con recuperadores urbanos.

  • FOMENTO DE LA ECOMOVILIDAD: Generar instancias de movilidad en la ciudad que convoquen a evitar el uso de fuentes energéticas de contaminación, por ejemplo que en los espacios se encuentren bicicleteros.

  • FOMENTO DE LA BIODIVERSIDAD: Promover la conservación y cuidado de las especies que habitan el territorio donde se encuentran ubicados los espacios culturales, esto contribuye a preservar la estabilidad de los ecosistemas. Un ejemplo de ello pueden ser los jardines de mariposas y polinizadores.